Investigar es conocer, transformar la tradición y el rutinario que hacer hacia nuevas visiones de mundo contextualmente realistas. Una disciplina sin producción científica se debilita y al no haber avance científico pierde identidad y corre el riesgo de desaparecer como tal. Si eso ocurre, al mismo tiempo, se empobrecen las características del perfil profesional y su quehacer se vuelve rutinario.

Estar atentos a lo que se observa, a lo que pasa en la realidad del campo disciplinar es una forma de participar y dialogar dentro de la disciplina y es una forma de propiciar inquietudes que se pueden refrendar y comparar, promoviendo la participación e influyendo o interviniendo en los procesos humanos y sociales. Investigar es buscar y producir conocimiento de manera organizada, imparcial y sistemática, de ahí su importancia.

Al hacer investigación, las personas conocen mejor la disciplina, porque deben describir, interpretar y analizar fenómenos sociales y humanos en contextos reales y, por ende, su práctica profesional se vuelve más eficiente y efectiva al formular y ejecutar intervenciones y proyectos novedosos y creativos, apropiados a circunstancias y necesidades concretas.

Gracias a la investigación, toda persona investigadora mejora su práctica, innova y se desarrolla con seguridad y profesionalismo, favoreciendo a la comunidad e institución para la cual labora.

Si estás interesado en mis Servicios relacionados a la Investigación, puedes ponerte en Contacto conmigo haciendo clic aquí